Procesadores para la masterización.

 

Hay que tener especial cuidado con la dinámica de una canción en el proceso de masterización. Si comprimimos excesivamente el máster, obtendremos una canción con muy poca dinámica y que suena demasiado fuerte, a costa, por otro lado, de la calidad sonora real.

Si comprimimos ligeramente el máster de una canción, tendremos como resultado una pista que conserva la naturalidad y la definición inicial, pero con la desventaja de que tiene un volumen demasiado bajo. En música Dance no conviene dejar una pista con un volumen general bajo, ya que será percibida por efectos de la psicoacústica como que suena peor que otra canción cuyo volumen general sea más alto.

El hecho de que una canción poco comprimida provoque en el oyente una sensación de mayor calidad ha desembocado en lo que actualmente se llama la “loudness war”. Esto no es más que una guerra por el volumen en la que las canciones de música de baile suenan cada vez más y más potentes. Pero no hay que olvidar que esto es un efecto psicoacúsico, lo que hace que una canción suene mejor no es la sobrecompresión, sino todo lo contrario, la compresión moderada y el respeto a la dinámica del sonido.

Esto que os comento es fácilmente apreciable si tomamos una canción con una dinámica alta (alguna canción de Supertramp) y subimos mucho el volumen de nuestro equipo. Luego ponemos algo de Kiko Rivera (que tiene una dinámica muy apretada) a un volumen moderado, de manera que ambas canciones sean escuchadas a un volumen general similar. Si hacemos esto nos daremos cuenta de que la canción de Supertramp tiene una definición asombrosa en todos sus elementos sonoros, y que la canción de Kiko Rivera tiene un volumen muy plano, sin subidas y bajadas, además de que la calidad sonora no alcanza a la canción de Supertramp (por la excesiva compresión a la que ha sido sometida, no estoy juzgando la calidad de Kiko Riveral, ojo). Esto es lo que ocurre con la dinámica del máster y su efecto en la calidad sonora real.

Una vez tenemos el track importado en nuestro secuenciador, os enumeraré los procesadores más habituales que suelen usarse en la etapa de la masterización. El hecho de poner uno u otro o el orden entre ellos será cosa vuestra. Lo ideal sería que no uséis cadenas de presets preestablecidos y seáis vosotros mismos los que sepáis cuándo, dónde y porqué poner un procesador u otro. en la cadena de mástering

 

TIPOS DE PROCESADORES MÁS COMUNES PARA MÁSTERING

Compresor

Ecualizador

Stereo Enhancer

Saturación de Cinta Analógica

Excitador de armónicos

Limitador

Maximizador

Reductor de ruido

Medidores

 

COMPRESOR:

Este procesador es vital en el mástering (sobretodo en la música Dance)

Su tarea consiste en reducir el rango dinámico de una señal dada, es decir, hace que las partes altas de volumen se asemejen más a las partes bajas, de manera que al subir el volumen después de la compresión,  el volumen general del máster se vea incrementado.

 

PARÁMETROS DEL COMPRESOR:

Ataque: Este parámetro regula el tiempo que tarda el compresor en actuar (comprimir) una vez se ha superado el umbral (threshold), es decir, que si lo ajustamos a 30ms (milisegundos), una vez que la señal a comprimir sobrepase el umbral, el compresor tardará 30 ms en comprimir la señal. En música dance es muy útil ajustar correctamente tanto el ataque como el release para que el compresor comprima siguiendo el Groove del beat, es decir que potencie el bombeo provocado por el bombo, la caja y el hi hat (bum si bap si bum si bap si,…)

Release (Desvanecimiento) Este parámetro es muy parecido al ataque, en vez de controlar el inicio de la compresión, controla el final.

El Release regula el tiempo que tarda el compresor una vez activado en dejar de comprimir. Los valores se miden, al igual que en el ataque, en ms (milisegundos). Es importante configurar correctamente este parámetro para que el máster se comprima respetando su naturalidad sonora.

 

Threshold (umbral): Éste parámetro controla el nivel de señal (en db´s) a partir del cuál el compresor comenzará a comprimir. Sus valores aparecen como decibelos en negativo, estando el punto máximo en 0 dBs ,de ahí para abajo tendríamos todos los valores que le podemos asignar al umbral (-10dB, -15dB, -50dB,…etc). Ejemplo: Si el umbral se sitúa en -15dB´s, el compresor sólo comprimirá la señal si ésta supera los -15dB´s

Ratio: La Ratio es un parámetro que viene expresado por una relación entre dos números:

1/1,

1.5/1

2/1

3/1

….

El primero de los números puede cambiar, el segundo de los números es siempre 1.

Con esta ratio regularemos la cantidad de compresión de la señal una vez superado el umbral (threshold).

Si la ratio es 1/1, no habrá nada de compresión incluso cuando la señal supere el umbral.

Si la ratio es 2/1, si la señal supera el umbral en 2 decibelios, el compresor sólo dejara pasar 1. Si la señal supera el umbral en 4 decibelios, el compresor sólo dejará pasar 2. Si la señal supera al umbral en 10 db´s, el compresor dejará pasar 5 decibelios.

La ratio es 5/1, si la señal supera el umbral en 5 decibelios, el compresor sólo dejará pasar 1. Si la señal supera el umbral en 10 decibelios, el compresor sólo dejará pasar 2 dBs.

Cuando la ratio es igual o superior a 10/1, se entiende que el compresor está limitando y no comprimiendo.

Como podemos ver, es una ratio, es un número que ajusta la cantidad de compresión que se aplica a una señal. Éste parámetro, unto con el umbral, son los que verdaderamente determinan la cantidad de compresión que aplicamos a una señal, ya que el umbral decide en qué valor expresado en decibelios empezamos a comprimir, y la ratio determina la cantidad de compresión con dos cifras que están relacionadas entre sí.

Hold: Este parámetro no lo encontraremos en todos los compresores. Su función es determinar el tiempo mínimo que el compresor va a estar activo una vez la señal sobrepase el umbral. Sus valores son en milisegundos. Es fácil de entender: Si el compresor se activa y el hold está seteado en 50 milisegundos, aunque la señal deje de superar el umbral rápidamente (el volumen descienda rápidamente), el compresor seguirá comprimiendo durante 50 milisegundos más.

Knee (Codo): El parámetro knee se utiliza para realizar compresiones suaves, habitualmente en sonidos suaves y sedosos, o compresiones duras (con un codo duro) en sonidos duros (guitarra eléctrica, bajo,…).

 

Y te preguntarás ¿Y eso como funciona? Pues muy sencillo: Si configuramos el knee en modo suave, la señal empezará a ser comprimida un poco antes de que sobrepase el umbral consiguiendo así compresiones más suaves.

Si el knee o codo está configurado en modo duro, el compresor empezará a comprimir única y exclusivamente cuado el umbral sea superado, no antes de ser superado.

 

Make Up Gain: (también llamado Gain o Output Gain): Controla la cantidad de señal que sale del compresor una vez la señal haya sido comprimida. Es un parámetro muy importante ya que en la compresión se suele atenuar la cantidad general de la señal. Esta perilla hace que el sonido atenuado por el compresor vuelva a tener el volumen general original.

 

COMPRESOR MULTIBANDA:

Funciona exactamente igual que el compresor que acabamos de ver, con los mismos parámetros, solo que este compresor comprime bandas específicas de frecuencia y el compresor anterior comprime todo el espectro completo (comprime toda la señal).

Con el compresor multibanda podremos, por ejemplo, comprimir sólo los sonidos graves de una pista, dejando la dinámica de los medios y los agudos intacta. O podremos comprimir medios y agudos (cada uno con unos parámetros distintos)  dejando el espectro de graves sin comprimir.

Esta compresión puede ser muy útil en el mástering si queremos tener controlados espectros de frecuencia específicos dejando otros segmentos de frecuencia intactos.

Recordemos que el espectro de frecuencias total (de 20 hz a 20 Khz) es como una tarta: Se puede dividir todas las veces que queramos. Hay plugins que actúan en todo el espectro de frecuencia (un compresor), hay otros que dividen el espectro en graves y agudos (compresor multibanda de 2 bandas) e incluso en 30 bandas (ecualizadores gráficos).

 

ECUALIZADOR:

Sigue leyendo